En la entrevista a Paula Fernández sobre alimentación saludable y consciente nos dejó un menú riquísimo y fácil de preparar que queremos compartir con vosotros y vosotras.

Podéis ver esta entrevistas y todas las que se hicieron sobre diferentes temas en nuestra lista de reproducción de YouTube “Entrevistas para el Cambio”

 

ESPAGUETIS DE CALABACÍN CON FALSA SALSA BOLOÑESA
INGREDIENTES:
– 2 calabacines pequeños
– 400 gramos de nueces peladas
– 2 cebollas
– 1 zanahoria
– 3 tomates naturales o un bote de conserva de tomate natural
– 1 puñado de Albahaca
– Aceite de oliva virgen extra
– 1 hoja de apio
– 1 vaso de vino blanco
– Sal

Esta receta es un ejemplo de la cocina higienista, no está hecha con ningún alimento de origen animal y además los ingredientes no mezclan hidratos de carbono con proteína animal lo que hace que la digestión sea mucho más fácil.
También estamos incluyendo en nuestra alimentación verduras crudas.
Para hacer la pasta de calabacín necesitas un aparatito especial. Hay varios en el mercado pero el que yo tengo se llama Spirali y lo puedes encontrar en la web de Conasi. También puedes usar un pelador de verduras y cortar tiras alargadas, pero no queda igual de bien y cuesta más trabajo.

La preparación del plato no puede ser más sencilla;
Haz los espaguetis de calabacín. Si los calabacines no son ecológicos es mejor pelarlos.
Picamos las nueces en una picadora, no deben picarse mucho pues tienen que tener una textura que recuerde a la de la carne picada.
Picamos la cebolla, la zanahoria y las hojas de apio. En una cazuela ponemos a calentar el aceite y pochamos la cebolla después añadimos la zanahoria, las nueces y las hojas de apio lo dejamos pochar todo junto otros 10 minutos y después añadimos el vino blanco, a continuación, agregamos el tomate y rectificamos de sal. Dejamos que se cocine durante unos 30 minutos más.
Servimos los espaguetis con la salsa boloñesa por encima.
Es una receta muy fácil y una forma diferente de comer verdura.

 

HAMBURGUESA DE ARROZ Y REMOLACHA
INGREDIENTES:
– 300 gramos de arroz integral cocinado
– 100 gramos de remolacha cocida
– 75 gramos de copos de avena
– 1 cebolla pequeña
– 1 diente de ajo
– 1 chucharada de cilantro picado
– ½ cucharada de sal, preferiblemente sal no refinada
– 3 cucharadas de lino

El primer paso es poner a cocer el arroz integral, ponemos a hervir abundante agua. En el agua de cocción además de un poco de sal añadiremos un trozo de alga kombu para alcalinizarlo.
El arroz estará cocido a los 40-45 minutos, depende del tipo de arroz, también puedes cocinarlo en la olla express y reducir el tiempo de cocinado. Escurriremos el agua excedente de la cocción y dejaremos reservado nuestro arroz.
Lavabos bien la remolacha y la cocinamos con su piel, vertemos agua fría sobre las remolachas (que las cubra) y una cucharadita de sal lo ponemos a hervir a fuego medio. Una vez cocida esperaremos a que se enfríe para pelarla y reservamos.
A su vez en otra sartén pochamos el ajo y la cebolla con un poquito de aceite.
Muele las semillas de lino en un molinillo eléctrico de los de café o en el vaso de la Thermomix.
En un robot de cocina o el vaso de la Thermomix o en el vaso de cuchilla de la batidora pon el arroz, la remolacha troceada, la avena, el ajo, la cebolla y la sal. Y tritura ligeramente. Reserva en un bol.
Añadir el cilantro picado y sazonar con algo más de sal si es necesario. Por último, añadir la harina de las semillas de lino y dejar reposar 30 minutos.
Con las manos ligeramente humedecidas en aceite para evitar que se pegue la masa damos forma a las hamburguesas y las rebozamos en un poco de harina de arroz para que mantengan la forma.
Freímos las hamburguesas en una sartén antiadeherente con un poquito de aceita de oliva.
Las podemos presentar sobre una hoja de lechuga acompañada de una salsa mahonesa o salsa de mostaza y con unos germinados.

 

TARTA DE ZANAHORIA
INGREDIENTES:
– 100 gramos de mantequilla y una pizca más para untar el molde
– 200 gramos de almendra molida
– 400 gramos de zanahoria, cruda pelada
– 200 gramos de azúcar
– 2 huevos
– 200 mililitros de nata líquida
– 1 lamina de hojaldre
– Azúcar glas para espolvorear opcional

En una sartén se pone la mantequilla a derretir, a fuego suave. Las zanahorias una vez peladas se pasan por la picadora o se rallan, luego se agrega a la sartén con la mantequilla derretida y se fríe en ella durante 20 minutos.
Mientras se hace la zanahoria se baten 2 huevos, 200 gramos de azúcar, 200 mililitros de nata líquida y los 200 gramos de almendra molida. Se mezcla todo bien y se añade a la sartén con la zanahoria, se pasa un poquito todo junto en la sartén, 2 o 3 minutos.
En un molde que estará forrado con la lamina de hojaldre añadimos la mezcla de la zanahoria y lo metemos en el horno.
Se mete al horno durante 1 hora aproximadamente a 180ºC.
Una vez que ya haya enfriado ponemos el molde de una figura y lo espolvoreamos con azúcar glas, del mismo modo que se hace en la tarta de Santiago.

 

Paula Fernández