Crema de Tepezcouite y Cóncha nácar AdeA

Cicatrizante, regenerativa y aclaradora de la piel. Más información…

Crema de Colágeno AdeA

Reduce las arrugas y las estrías. Más información…

Crema Reductiva AdeA

Elimina las grasas corporales indeseadas…

Pomada Contra el dolor AdeA

Espalda, cintura, reumas, torceduras… Más información…
 

Crema de Colágeno AdeA

Reduce las arrugas y las estrías. Notará los efectos en muy pocos días. 

Protege la piel frente a agentes externos como el sol, la sequedad o el frío. Reduce las arrugas y las estrías. Retrasa los signos del envejecimiento. Reduce las marcas de acné gracias a sus propiedades cicatrizantes.

Aplicar por las noches y por las mañanas en las zonas afectadas. Usar movimientos circulares hasta que la piel absorba por completo el colágeno. Cuanto más reseca más absorberá. 

Ingredientes: colágeno. 

Cantidad: 50 cc. 

 

Crema Reductiva AdeA

Elimina las grasas corporales indeseadas.

La crema artesanal es el mejor auxiliar para la eliminación de las grasas corporales indeseadas. Solo aplique en los lugares que desee modelar. Vea los resultados en poco tiempo.

Aplíquese vigorosamente con un masaje circular y suave (a ser posible con los nudillos) en las zonas que desea reducir de talla; previo a realizar sus rutinas de ejercicios habituales (correr, gimnasio antes de dormir…)

Ingredientes: Glicerina, crema de toronja o romero (según elijas) y más…

Cantidad: 120 cc

 

Pomada Contra el dolor AdeA

Espalda, cintura, reumas, torceduras…

Dolor muscular. Reumas. Varices. Calambres. Torceduras. Dolor de espalda. Frialdad de hueso. Hemorroides. Dislocaciones. Pies cansados

Preparado de veneno de abeja para el calentamiento, cuando se efectúa algún ejercicio o deporte.

Se aplica por las noches frotando suavemente en la parte afectada. Para tos, asma y bronquitis, se unta en espalda, pecho y garganta.

Ingredientes: trementina, eucalipto, mentol, guayacol, talicilato, alcanfor, romero, veneno de abeja, etc.

Cantidad: 50 cc

 

Crema de tepezcohuite y concha nácar

ACNÉ

PAÑO EN LA CARA

MANCHAS CLARAS

MARCAS DE HERIDAS

GRANOS

QUEMADURAS

IRRITACIONES DE PIEL 

Resultados: de 8 a 15 días.

Rendimiento promedio del frasco:  20 días  (según la extensión del problema).

De la integración de ambos productos surge un reacción favorable para regenerar, hidratar y aclarar.

$130
precio promocional

 

CÓMO USARLA

Mientras se aplica, mantener la regularidad hasta que desaparezca el problema.

Aplicar por las noches en toda la cara después de lavar la zona con jabón.

No debe exponerse al sol.

Lavar muy bien la cara por la mañana antes de salir (no debe exponerse al sol ningún resto de crema).

Cerrar bien el frasco y guardar en lugar fresco, seco y no expuesto a la luz del sol directamente. 

Volver a aplicar la crema en toda la cara por la noche.

No aplicar sobre los ojos

Evitar que esté al alcance de los niños. 

Sonreír a la vida. 

 

Cuando la piel del árbol de tepezcohuite
regenera la tuya 

Guadalupe Duarte

Guadalupe Duarte

Creadora de la fórmula

 

Guadalupe, o Viry, lleva trabajando durante años las cremas artesanales. En su numerosa familia y entre sus muchas amistades no falta una llamada de teléfono para solicitarle las cremas de tepezcohuite y concha nácar. Su fórmula es secreta y según ella se la transmitió ya hace muchos años un hombre que le pasó su legado. También vende otras cremas como la de colágeno, para la descongestión del pecho…

EL TEPEZCOHUITE: SU PODER CURATIVO

Extracto de artículo de Eloísa Jácome Castillo y Leticia M. Cano Asseleih
https://www.uv.mx/cienciahombre/revistae/vol27num3/articulos/tepezcohuite.html

En el curso del año 1986 llegaron oleadas de información sobre el poder curativo del tepezcohuite. Habían ocurrido grandes catástrofes en nuestro país y lugares circunvecinos: la erupción del volcán Chichonal en Chiapas en 1982, la explosión de una planta de gas licuado en San Juanico, estado de México en 1984 y los temblores de México y El Salvador en 1985.

Desafortunadamente, estos acontecimientos arrojaron muchas víctimas con heridas y quemaduras graves, indefensas ante la falta de recursos materiales y medicamentos indispensables para cubrir las necesidades de atención requeridas para su curación. Entonces hizo su aparición el tepezcohuite. El ingeniero Roque León (pionero en la investigación y divulgación de las propiedades del tepezcohuite) había dado a conocer los efectos maravillosos, cicatrizantes y analgésicos, de la corteza del tronco del árbol tepezcohuite, que crecía en su estado natal, utilizado con éxito en el primer evento ocurrido: la erupción del volcán Chichonal, motivo por el cual fue aprovechado posteriormente en los otros dos.

(…)

La efectividad de la corteza

Efecto cicatrizante. La utilización del polvo del tepezcohuite y las observaciones clínicas realizadas por el doctor Artemio Carranza Solís, médico cirujano, entrevistado por Genis (1987), así como los estudios en anatomía patológica a nivel genético realizados por él, demostraron que la piel nueva no sufría ninguna degeneración, obteniendo las mismas células sin alteraciones patológicas.

(…)

Actividad antibiótica. A partir de lo anterior, se iniciaron estudios encaminados a investigar la actividad antibiótica de extractos acuoso y etanólico obtenidos de la corteza del tepezcohuite, comprobando la inhibición del crecimiento in vitro de microorganismos comunes en la piel y que en caso de quemaduras o heridas constituyen el grupo de mayor riesgo para provocar infecciones en el paciente. Simultáneamente, por el mes de junio de 1987 se realizaron –como parte del tema de tesis mencionado– extractos de la corteza y pruebas de actividad antimicrobiana del tepezcohuite, y al igual que las investigaciones llevadas a cabo por el grupo del doctor Lozoya, se confirmó la fuerte actividad antibiótica de los extractos acuoso y metanólico. Nuestros resultados ratificaron los obtenidos por Meckes y Lozoya en su trabajo “Evaluación experimental de la M. tenuiflora (Willd.) Poir. (Tepezcohuite) I.- búsqueda de las propiedades antimicrobianas de los extractos de la corteza”, publicado en Archivos de Investigación Médica, vol. 20, núm. 1, (México) en 1989. Además, de interés particular fue que hongos como Candida albicans, microorganismo oportunista resistente a la ma-yoría de los antibióticos, que puede causar severas infecciones al cambiar las condiciones del huésped, fueron sensibles a los extractos del tepezcohuite, así como el C. pseudotropicalis, este último sólo probado en los laboratorios del issste de Xalapa, donde se hicieron las pruebas, bajo la asesoría del químico Javier Soto Montano. La tesis se desarrolló en los laboratorios de Productos Naturales del Instituto Nacional de Investigaciones sobre Recursos Bióticos (Inireb), bajo la dirección de la doctora Leticia Cano y la supervisión del doctor Miguel Molina de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana.

(…)

Actividad regenerativa de las células epiteliales. En la patente española con número de solicitud 8802029, autorizada en marzo de 1990, Julio Téllez Pérez y Jacques Dupoy de Guitard registran el “Procedimiento para la extracción y aislamiento del principio activo regenerador epidermal de la Mimosa tenuiflora y composición cosmética que lo contiene”. A continuación se describe la investigación realizada por ellos que confirma la actividad regenerativa de las células epiteliales, como la presentan en la solicitud. El estudio comparativo de la potencialidad regenerativa epidermal de la corteza en polvo de tepezcohuite y de su principio activo fue llevado a cabo en 48 ratas (Rattus norvergicus) con quemaduras de segundo grado en 20% de la superficie corporal. También se valoró en 80 pacientes humanos con quemaduras de segundo grado, superficial y profundo, con superficie corporal de 10 a 40%.

Experiencia personal

Como bióloga con estudios de enfermería y práctica en el Hospital Civil de Xalapa, en mi comunidad de Puerto Rico del municipio de Coatepec, algunos vecinos con cierta frecuencia me buscan para llevar a cabo curaciones de heridas difíciles de pacientes en ocasiones diabéticos. Así, he aplicado, dados los conocimientos adquiridos sobre las propiedades cicatrizantes del tepezcohuite, un extracto obtenido del polvo de la corteza esterilizada en su tratamiento.

Un caso fue el de una señora de 27 años de edad, a la cual se le practicó una cirugía de vesícula y le quedó una herida de 10 puntos. A partir del segundo día de su salida del hospital inicié con curaciones utilizando el siguiente procedimiento: lavar la herida con el extracto del tepezcohuite durante 8 días hasta antes de quitar los puntos. La paciente refirió que al lavarle sobre todo en la primera ocasión sintió ardor y dolor fuertes, y tomó un analgésico prescrito por el médico. Después, se observó cómo la inflamación de la herida fue disminuyendo rápidamente. Cuando se retiraron los puntos, se procedió a lavar la herida otros 8 días, y en la siguiente visita médica el cirujano responsable de su operación comentó con asombro lo bien que había cicatrizado en ese corto tiempo.

(…) 

Conclusión

A treinta años de haberse dado a conocer el poder curativo de la corteza del árbol de tepezcohuite en México, las observaciones médicas e investigaciones farmacológicas preclínicas y clínicas sobre el efecto cicatrizante, la actividad antibiótica y regenerativa de las células epiteliales han explicado con bases científicas el maravilloso efecto curativo del tan certeramente llamado “árbol de la piel”. El consumo de extractos estandarizados en fórmulas sofisticadas en el caso de productos cosméticos, particularmente en marcas españolas y francesas, se ha visto favorecido a lo largo de estos años, sin embargo, el uso generalizado en la Cruz Roja mexicana y otras instituciones de salud que permitiera disminuir costos y tiempos de tratamiento en pacientes quemados o con heridas en casos de cirugías o traumas, no se ha visto continuado desde los acontecimientos ocurridos en los ochenta.

Para el lector interesado:

  • Genis, M. E. (1987). “El árbol de la piel”, Investigación Científica y Tecnológica.
    9 (135), pp. 12-14.
  • Camargo, S. (2000). “Descripción, distribución, anatomía, composición química y usos de Mimosa tenuiflora (Fabaceae-Mimosoideae) en México”, Revista de Biología Tropical. 44 (4),
    pp. 939-954.
  • Sumano-López, H. et al. (1988). Comparación del efecto cicatrizante de varios preparados de la medicina tradicional y la de patente. Memorias de la 19 Jornada de Medicina Veterinaria, México: Universidad Nacional Autónoma de México.
  • Lozoya, X. (1988). “El tepezcohuite: charlatanería y veracidad”, Investigación Científica y Tecnológica. 10 (139),
    pp. 9-11.
  • Jácome, C. E. (1993). Investigación de la actividad antibiótica in vitro de los extractos de la corteza de tepezcohuite (Mimosa tenuiflora Willd. Poir.). Tesis de Licenciatura, Facultad de Biología. Xalapa, Veracruz: Universidad Veracruzana.